¿QUÉ GRASA INCLUIR EN LA DIETA?

Un cálculo promedio de la necesidad de grasa para el adulto humano, en condiciones basales, oscilaría entre 0,3 y 0,5 grs. por kilogramo de peso y día, distribuyéndose para los ácidos grasos saturados (< 1/3), ácidos grasos monoinsaturados (> 1/3) y ácidos grasos poliinsaturados (< 1/3), entre estos son esenciales los omega 3, cuya cantidad recomendada oscila entre el 0.4 y el 0.6 % de la grasa total.

Hasta hace poco tiempo en el primer mundo se ha considerado a las grasas como el mayor enemigo de la salud cardiovascular y metabólica, insistiendo en su drástica restricción como la principal y hasta única solución al imparable crecimiento de la obesidad.

Sin embargo se ha demostrado clínica y epidemiológicamente que el auténtico responsable del sobrepeso, de la obesidad y de las demás enfermedades metabólicas ha demostrado ser el exceso de azúcares, derivados de la ingesta exagerada de hidratos, acompañado deel correspondiente déficit protéico en las comidas. 

La grasa es la fuente más importante de energía concentrada, tiene una alta capacidad calórica, muy superior a la de hidratos y proteínas y su destino primordial es el aporte energético para las funciones metabólicas y para la actividad muscular. También nos sirve para dar sabor y palatabilidad a los alimentos, es el vehículo natural de las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y a ellas pertenecen los llamados ácidos grasos esenciales EPA y DHA, imprescindibles para la formación de las membranas celulares y las hormonas autocrinas. Sigue...

Continuar leyendo
4178 Hits
0 Comentarios

LA FÓRMULA DE NUESTRA DIETA

El combustible ideal que debe nutrir al organismo humano adulto, al igual que la leche materna lo realiza con los bebés, debe contener todos los macro y micronutrientes necesarios y en las proporciones óptimas para su metabolización.

Esta dieta ideal para el ser humano, que conocemos como "combinados sapiens" es la solución, tipo “pienso compuesto”, que estamos aplicando habitualmente para obtener los mejores resultados en salud de todas las especies animales y vegetales que controlamos.

Los nutricionistas de Dyética, basados en la dieta humana del paleolítico, han aplicado la fórmula que proponemos, después de haber comprobado su plena eficacia y seguridad durante más de 20 años en más de 3.000 pacientes, incluidos obesos, cardiópatas, anoréxicos, desnutridos, diabéticos, hipertensos, dislipémicos, etc.

Comer lentamente de todos los productos naturales, principalmente verduras, frutas y legumbres, ajustando las cantidades en función de las sensaciones de hambre/saciedad, pero siempre manteniendo en todas y cada una de las comidas las siguientes proporciones respecto al peso neto: HIDRATOS 48%, PROTEÍNAS 36% Y GRASAS 16% (simplificando valores: H.=4, P.=3, G.=1,33).

Para obtener los mejores resultados en materia de Salud, acompañaremos este modelo de alimentación con: “Beber cerca de 2 litros de líquido/día, dormir 7 - 8 horas diarias más una ligera siesta, asegurar una actividad física y mental suficientes y mantener de forma persistente una motivación "positiva”. Sigue...

Continuar leyendo
3375 Hits
0 Comentarios

¿RESTRICCIÓN CALÓRICA?

La restricción calórica de hasta un 30% sobre la cantidad promedio de las ingestas, registradas en los estudios de varias especies animales, revelan unos resultados extraordinarios en materia de Salud. Mejoran las analíticas, aumentan las defensas, se reducen enfermedades y se alargan los años de vida, tanto en animales como en humanos, pero nunca hay que confundir la restricción calórica, equilibrada científicamente, con el ayuno, la desnutrición o el simple proceso de pasar hambre.

Esta restricción calórica se alcanza de forma natural, cuando conseguimos aprender a comer de forma equilibrada, como la mayoría de los animales en situación de libertad y abundancia, alimentándonos sin ansiedad, masticando despacio, disfrutando de los sabores y de las texturas de los alimentos, retirándonos de la mesa a las primeras señales de saciedad y siendo conscientes de que la alimentación es uno de los pilares básicos de la salud (Ver). Así podremos evitar las múltiples alteraciones derivadas de los excesos y desordenes alimentarios, tales como: las enfermedades digestivas, el aumento de la hipertensión arterial (Ver), la obesidad (Ver), la diabetes (Ver)las enfermedades vasculares (Ver), las enfermedades mentales (Ver), la somnolencia excesiva, la atrofia osteo-muscular, y hasta el riesgo de padecer cáncer (Ver).

La explicación científica se basa principalmente en la notable reducción del estrés oxidativo, originado por los radicales libres (Ver), que son los causantes del deterioro de nuestro organismo y de la aceleración del envejecimiento humano.

El exceso de ingesta alimentaria reduce la función cerebral, altera la entrada del calcio, limita la formación de nuevas neuronas en el hipocampo (esenciales para el aprendizaje y la formación de nuevas sinapsis) y frena la transmisión de impulsos nerviosos, junto con los procesos de reparación neuronal.

Nota: Por todo ello, el cálculo de las Necesidades calóricas, que ofrece Dyetica en su web, está reducido en el 30% sobre el cálculo estándar oficial. 

Continuar leyendo
4472 Hits
0 Comentarios

LA DIETA HUMANA

En el Paleolítico la dieta del Homo Sapiens, en cuanto a los hidratos, se basaba en verduras, brotes tiernos, raíces, tubérculos, bayas, algas, frutas silvestres, frutos secos, etc. y, respecto a las proteínas, en insectos, crustáceos, anfibios, reptiles, maríscos, pescados y carnes, siendo nuestra dieta muy pobre en grasas y en cereales.

Desde hace unos 15.000 años con el desarrollo de la agricultura y de la ganadería se viene produciendo un cambio importante respecto a la accesibilidad a los alimentos, pero hasta hace pocos años se seguía manteniendo un cierto orden en cuanto a las proporciones de los hidratos y proteínas.

Actualmente en los países desarrollados predomina cierto caos alimenticio, basado en las ofertas de productos de consumo directo, elaborados y promocionados por las industrias alimentarias, que no respetan las proporciones ideales de la alimentación humana.

Confirmamos la especificidad de nuestras bases nutricionales, estudiando la alimentación de los pueblos primitivos del Amazonas, Orinoco, Nueva Guinea, África central, etc., apoyándonos también en el análisis nutricional de la leche materna, respecto a la proporción de sus nutrientes. 

Nuestro código genético no ha variado en los últimos 100.000 años, es decir, nuestros  requerimientos alimentarios teóricos deben coincidir con los del hombre recolector y cazador de la prehistoria, siendo incompatibles con la proporción de los alimentos que consume el actual cliente del supermercado. Sigue...

Continuar leyendo
1693 Hits
0 Comentarios

BASES DE LA NUTRICIÓN

1º.- El ser humano es un animal adaptado a una alimentación omnívora,  que depende de la interacción con su medio ambiente y necesita macronutrientes, (Agua, Fibra, Glucosa, Aminoácidos y Ácidos grasos esenciales) y micronutrientes (Vitaminas y Minerales). 

 2º.- Alimentar correctamente un organismo es aportarle los elementos, que le son necesarios en cantidad, calidad y proporción de nutrientes para garantizar su desarrollo con plena eficiencia. 

3º.- Los márgenes de tolerancia, frente a la desproporción de los nutrientes, son estrechos, están definidos genéticamente para cada especie animal y no pueden ser alterados sin provocar enfermedades y comprometer la supervivencia.

 4º.- Si el ser humano dispone de los recursos adecuados, tiende de forma natural al equilibrio hormonal, a regenerarse y rehabilitarse, disfrutando de una salud plena durante todo su ciclo vital.

5º.- La especie homo sapiens ha logrado sobrevivir más de 250.000 años frente a todas las adversidades, dificultades y enfermedades, con unos medios muy limitados, pero suficientes, siguiendo sus instintos más elementales. Sigue...

Continuar leyendo
1714 Hits
0 Comentarios

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
© 2019 Dyética escuela de salud. Todos los derechos reservados.