diabetes tipo 1Buscar

 

Salud al día: Diabetes

Diabetes en España: aumento de la incidencia juvenil e intensa investigación en el campo de la metformina y la neuropatía diabética

Carla Nieto Martínez

7 de junio de 2023 España es el segundo país de Europa con mayor número de personas afectadas por diabetes, problema en el que el principal desafío es afrontar el aumento progresivo de casos de diabetes de tipo 2 a edades cada vez más precoces y las complicaciones derivadas, así como la reducción de la calidad de vida y el aumento de la mortalidad asociadas.

Esta es la "radiografía" de la situación actual de la diabetes en España, dibujado durante el XXXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

 

El Dr. Antonio Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes, comentó a Medscape en español: "La principal causa es el marcado aumento de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes. En España 23,3% de los menores de 16 años tiene sobrepeso y 17,3% presenta obesidad. Este aumento de la obesidad y el paralelo incremento de la diabetes de tipo 2 en la población joven está relacionado a su vez con los extraordinarios cambios experimentados en las últimas décadas en los estilos de vida, incluyendo el sedentarismo y la mala alimentación hipercalórica y no saludable".

También señaló que un estudio publicado en The British Medical Journal llevado a cabo en 204 países sobre la incidencia de la diabetes de tipo 2 en la población adolescente y joven (15 a 39 años) indica que a prevalencia de este tipo de diabetes se ha incrementado 56,4% durante las tres últimas décadas.

"Esto supone un hecho muy relevante, ya que además de las repercusiones a corto plazo para los pacientes y el sistema de salud, el inicio temprano de la diabetes de tipo 2 condiciona una mayor carga futura de la enfermedad debido al más tiempo de exposición a la hiperglucemia por inicio en personas jóvenes e implica que en general la evolución de la enfermedad sea peor, lo que suele conducir también a peor control glucémico, mayor riesgo de complicaciones y peor calidad de vida", continuó.

Asimismo, el especialista destacó que además de este incremento, otra preocupación en torno a esta enfermedad radica en el infradiagnóstico y la falta de diagnóstico precoz: se estima que en España casi la mitad de los casos de diabetes no está diagnosticado.

"La solución pasa por realizar un cribado de la enfermedad mediante una simple determinación de la glucemia; en sujetos asintomáticos de cualquier edad con sobrepeso u otros factores de riesgo y en personas sin estos factores de riesgo se recomienda el cribado a partir de determinadas edades (entre 35 y 45 años)", añadió.

El reto de mejorar la calidad de vida
Una vez diagnosticada la diabetes, preocupan la falta de acceso a una educación de calidad sobre esta enfermedad y el seguimiento adecuado, así como el hecho de que una proporción importante de pacientes (hasta 40% a 50% de los diagnosticados) no alcanza los objetivos de control de la glucemia y de otros procesos asociados y factores de riesgo cardiovascular.Directamente relacionados con esto existen muchos retos que aún hay que enfrentar en la mejora de la calidad de vida de estos pacientes: las personas con diabetes requieren tratamiento de por vida, lo que conlleva tomar decisiones cada día sobre la alimentación y adaptar la medicación según los resultados de la medición de la glucemia, lo cual implica un desafío y requiere que los pacientes conozcan los beneficios reales que supone el control adecuado y por supuesto, disponer de la información necesaria para tomar las decisiones sobre el manejo de la enfermedad.

"Para ello es imprescindible el acceso de todos los pacientes con diabetes a programas de educación terapéutica. En mi opinión, esto constituye la principal asignatura pendiente para mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes de tipo 2 en nuestro país", enfatizó.

Tras analizar la situación de la enfermedad en España, el Dr. Pérez se refirió a los últimos avances en el conocimiento y manejo de la diabetes, concretamente de la de tipo 2, que arrojan razones obvias para el optimismo: "La investigación en esta enfermedad no se detiene y ofrece nuevos tratamientos y herramientas que van mejorando el pronóstico y la calidad de vida de estos pacientes y que en un futuro permitirán la prevención y posiblemente la curación. Dentro de estos avances destacaría el desarrollo de la tecnología aplicada al tratamiento y al seguimiento de estos pacientes y la disponibilidad de nuevos fármacos orales e inyectables (agonistas de receptor de péptido 1 similar al glucagón e inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2) para el tratamiento de la hiperglucemia y las comorbilidades asociadas a la diabetes".

"Estos fármacos han modificado en gran medida las estrategias de tratamiento, ya que no incrementan el riesgo de hipoglucemia, reducen el peso corporal y tienen efectos beneficiosos en la protección cardiovascular y renal, añadidos al control glucémico", agregó el Dr. Pérez.

Líneas de investigación prometedoras
En cuanto a los avances en el ámbito de la investigación, el especialista puso de relieve el papel de los profesionales españoles, "cuyo nivel es sobresaliente, a pesar de la falta de medios. Por ejemplo, las comunicaciones presentadas en este congreso reflejan la importante y creciente –tanto en cantidad como en calidad– producción científica que se lleva a cabo en nuestro país en los diferentes campos que conciernen a la diabetes".

Una sesión se centró en la puesta al día de las líneas de investigación más prometedoras en las que se trabaja en el CIBERDEM (Centro de Investigación Biomédica en Red Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas), una de ellas por el grupo de Manuel Vázquez, doctor en farmacia, catedrático de la Universidad de Barcelona e investigador del CIBERDEM, dirigida al mayor conocimiento del mecanismo de acción de la metformina, el fármaco más prescrito actualmente para el tratamiento de la diabetes de tipo 2.

El investigador comentó a Medscape en español que se está trabajando sobre nuevos mecanismos que expliquen los efectos antidiabéticos de la metformina en los dos órganos en los que sus acciones parecen ser más importantes: el hígado y el intestino.

"En el caso del hígado, recientemente se ha descrito que metformina, a través de la modulación del estado redox hepático, aumenta los niveles de microARN let-7, lo que reduce la producción hepática de glucosa, que es el proceso que más contribuye a la hiperglucemia en ayunas en los pacientes con diabetes de tipo 2. Estos resultados abren la posibilidad de activar la expresión del microARN let-7, reducida en estados diabéticos, como nueva estrategia para el tratamiento de la diabetes de tipo 2"."Además, en los últimos años, toda una serie de estudios han demostrado que la metformina produce importantes efectos en el intestino. En uno de los estudios más recientes se ha demostrado que la metformina activa la conversión de glucosa en lactato y acetato en el intestino.[1] Estos dos metabolitos alcanzan el hígado a través de la vena porta, y acaban produciendo toda una serie de acciones que reducen la producción hepática de glucosa. Por tanto, metformina establece una comunicación (crosstalk) entre el intestino y el hígado que contribuye a sus efectos antidiabéticos", apuntó el experto.

"En resumen, todos estos nuevos estudios están aportando datos para comprender cómo la metformina reduce la producción hepática de glucosa, que es el principal efecto antidiabético de este fármaco. Acabamos de publicar un estudio en el que se destacan los nuevos mecanismos de acción de este fármaco".[2]

Tras la pista de la GDF15 y el NAD+
El eje de esta investigación es la GDF15 (factor de diferenciación de crecimiento 15), una citocina anoréxica considerada como un nuevo mediador de los efectos antidiabéticos de metformina.

"Nuestros resultados indican que la GDF15 podría ser fundamental para el efecto antidiabético de este fármaco debido a que es necesaria para sostener la activación de principal objetivo de este fármaco, la AMPK. Estos datos, de confirmarse en pacientes, podrían indicar que aquellos que mostraran un aumento mayor de GDF15 en respuesta al tratamiento con metformina podrían responder mejor a este fármaco y beneficiarse más de sus acciones. Asimismo, los resultados pueden abrir nuevas posibilidades al desarrollo de análogos o inductores de GDF15 para el tratamiento de la diabetes de tipo 2".

Otra línea de investigación se centra en el efecto favorable por parte de diferentes precursores de nicotinamida adenina dinocleótido (NAD+) sobre el desarrollo de algunas complicaciones neurológicas relacionadas con la diabetes. El Dr. Josep Julve, del Instituto de Investigación-Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona e investigador del CIBERDEM, explicó que NAD+ es un cofactor redox vital para el metabolismo y la producción de adenosín trifosfato y un sustrato clave para múltiples enzimas dependientes de NAD+ involucradas en diferentes procesos celulares.

"Diferentes evidencias sugieren que niveles disminuidos de NAD+ podrían estar estrechamente relacionados con el desarrollo de varias complicaciones metabólicas asociadas a la diabetes, incluyendo las neurológicas", destacó el Dr. Julve.

"Existen diferentes enzimas celulares dependientes de NAD+ cuya acción es clave en el mantenimiento de la plasticidad y la función neuronal y en el control de la neuroinflamación. En base a esta evidencia consideramos que el restablecimiento del contenido de NAD+ en tejido nervioso, a través de la administración de diferentes precursores, podría erigirse como un posible objetivo terapéutico para combatir la progresión de neuropatía en pacientes con diabetes", concluyó.

Página 1 de 49

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
© 2024 Dyética escuela de salud. Todos los derechos reservados.